Aullidos del Bosque
¡Gran Concurso del Bosque! Vayan a la zona de Spam, encontrarán concursos y demás ^^ Eres cordialmente bienvenid@
Últimos temas
» Fraud [vuelta]
Lun Oct 12, 2015 9:03 pm por Piki

» ¿Queda alguien por ahí?
Mar Sep 22, 2015 8:35 am por DanyWolf

» Hola a todos.
Vie Sep 18, 2015 4:07 am por Alexandra

» Re-Presentación
Miér Ago 26, 2015 8:45 am por (·Kim·)

» Regalo (Video conciencia)
Mar Ago 25, 2015 8:08 pm por Youata Garou

» La historia de Edward Mordake
Lun Abr 14, 2014 11:19 am por Lucy Ciel

» La historia interminable~
Sáb Mar 29, 2014 7:16 pm por DanyWolf

» La cruzada de los lobos
Sáb Mar 29, 2014 7:00 pm por DanyWolf

» tanto tiempo!!
Vie Mar 21, 2014 9:34 pm por Loba_Blanca

Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 12 el Vie Sep 08, 2017 3:26 pm.
Segmento VIP





Desde mi piel

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Desde mi piel

Mensaje por luciaramos el Mar Sep 18, 2012 9:07 am

Hola chicos, me encantaría dejaros un trozo de mi novela que estoy escribiendo.


Desde mi piel

Para aquellos que me han creado como persona.

Hace muchísimos años...una antigua leyenda amerindia decía:
Una mujer india encontró un lobezno mientras recogía leña para la tribu. El animal se hallaba solo y al borde de la inanición. La mujer lo llevó al campamento,donde de lo alimentó y lo albergó en su tienda para que entrara en calor. El cachorro creció con rapidez y ambos se hicieron inseparables. Una mañana fueron a beber al río, y la mujer se fijó en las huellas que habían habían dejado la noche anterior en el barro blando, huellas de un humano y de un lobo convertidas en dos rastros distindos de lobo. Confundida por lo que había visto, la mujer consultó al viejo jefe de la tribu, quien le dijo que en compensación por la diminuta vida que había salvado ella, el animal le había concedido el don de la doble existencia: hunama y lobuna. Aquella noche la mujer se sentó a orillas del río junto a su salvaje amigo, y al mirar su reflejo en el agua ésta le devolvió la imagen de una loba.


Prólogo:
23/9/12
2:39 pm

Último post creado por Sombraoscura:


*Puf...no sé como decir esto. Me siento fatal, destrozada y confusa. Ojalá alguien viniese y me dijera: ¡Eh, te lo has creído!¡Era broma!
Pero se que eso no puede ser.
Demasiadas pruebas.
Estoy hecha un lío. Muchos os preguntaréis en este momento: ¿Qué le pasa?¿Porqué está así? Pero no puedo responder a eso. Lo siento. No es porque no quiera, simplemente no sé la respuesta. No la sé.
Quiero desaparecer, meterme bajo las sábanas y volverme invisible.
He descubierto algo horroroso e increíble al mismo tiempo. Y ahora saben que lo sé. Según ellos, cualquier sujeto con esa información tiene dos opciones: morir o formar parte de ese mundo que aún no puedo aceptar que existe. Sí no me hago una de ellos, vendrán a por mi. Me matarán. No tengo opción. Estoy acorralada. Escribo este mensaje porque no sé cuándo volveré. Puede que mañana, o puede que nunca. Me he metido en algo muy peligroso de donde no hay nada seguro. A lo mejor no salgo viva. O a lo mejor vuelvo con otro cuerpo. Los garou me persiguen. Y lo peor de todo es que tengo que ser una de ellos. No puedo escapar. No me busqueis. Laura.*


Dos semanas antes...
Llueve. Llueve mucho. Las débiles gotas de agua caen por mi ropa, me mojan, me enfrian.
Pero yo no puedo moverme. Tengo que esperar a que llegue.
Tengo que esperarlo.
Es prota la tarde. El cielo está oscureciendose más y más conforme va escondiendose el sol.
La luna asoma un poco.
Cambio el peso de mi cuerpo al otro pie.
Siempre igual. Estoy harta. Lucas siempre llega tarde.
Resoplo y miro mi reloj: las nueve.
No puedo creer que Lucas llegue dos horas tarde.
Al fin, lo veo corriendo bajo la lluvia. Su pelo castaño se pega a su cara. Cruza la calle sin mirar la carretera. Varios coches le pitan.
-¡Lucas, que te atropellan! -grito cuando lo veo más cerca.
Él recopila cuando llega a mi lado y se seca el pelo con la mano.
-No pasa nada. Oye, perdón por llegar tarde.
-No, tranquilo. Ya veo que es algo normal para ti eso de llegar tarde.
-En serio, perdona. Es que me ha pasado una cosa bastante grave...
-¿Ha muerto alguien?
Lucas me mira horrorizado.
-¿Pero que dices? No. Diana me ha dicho que vaya a su casa a hablar con ella.
-En serio. Me has dejado plantada por eso.
-Dice que podremos salir sí le doy el dinero que le debia.
Suspiro y le miro de reojo.
-No se lo darás, ¿no?
-No lo se.
-Eres tonto. En serio.
-Anda, no digas eso. Es que no puedo evitarlo Laura...le quiero.
-Sí, ya, se nota bastante. Pero ella no. TE UTILIZA. ¿o acaso no te das cuenta?
-¿Y que quieres que haga? Sí no se lo doy se enfadara conmigo.
Cruzo la carretera y empezamos a andar hacia el monté algo reseco que hay al lado de mi casa. ¿Como lo llaman? Ah, sí, El Bateig.
-Bueno, que sí, cambiemos de tema.
-Mejor. ¿Que tal tú foro?
-De puta madre. Lo van a cerrar.
-¿En serio? ¿El viejo?
-Sí -digo.
-Puf...lo siento.
-¿Porque? No has hecho nada.
-Ya...pero no se...me siento mal...
Al fin llegamos a las laderas del monté. Nos internamos en el bosque sin decir nada más.
Ya es de noche. La luna brilla con fuerza.
Luna llena.
El bosque, medio iluminado, parece la estampa de un libro fantástico. Como el bosque de harry plotter.
Según las leyendas, los hombres lobo salen en luna llena.



El bosque de noche me recuerda a un depredador, acechando en las sombras, esperando el momento oportuno para saltar sobre la presa.
Miro a Lucas con enfado.
-Mira, ahora por tu culpa tenemos que cruzar el bosque de noche.
Lucas empieza a reírse.
-Uhh, Laura tiene miedo. ¿Que piensas, que van a venir a por ti los conejos asesinos? ¿O las lagartijas ninja? Porque es lo único que podemos encontrarnos. Bueno, y a jonkis, pero esos son más inofensivos aún.
Llegamos a la parte del bosque que es más espeso. Los árboles, más grandes que los de antes, se elevan hacia el cielo como guardaespaldas silenciosos.
Trago saliva y sigo andando. Lucas empieza a tararear una canción.
-Yo te seguiré esperando cada día...-dice con voz aguda.
Empiezo a reírme.
Pero de repente, un crujido nos hace quedarnos quietos.
Algo a roto una rama cerca de aquí.
Miro a Lucas.
-Lucas...los conejos no pueden partir ramas...
Lucas mira alrededor y se acerca a mí.
-Calla. Creo que es un jonki.
Nos quedamos en silencio un rato.
Intentamos ver algo, pero la oscuridad es casi absoluta.
Lucas da un paso hacia unos arbustos.
Y en ese instante un aullido rasga el silencio. Un sonido grave, profundo y amenazante.
Eso no es de un perro.
Me acerco a Lucas y lo cojo del brazo.
-Lucas, vámonos. Eso no ha sido un perro.
Pero él se zafa de mi agarre y mueve unos matorrales con el pie.
-¿Y qué crees que ha sido? Vamos Laura, los únicos animales que aúllan aquí son los perros. Habrá sido un perro grande. Y punto.
Retrocedo varios pasos.
-Vale, haz lo que quieras, pero yo me voy. No tengo ganas de encontrarme con un perro salvaje. O con lo que sea eso.
Lucas me mira fijamente y se encoje de hombros.
-Gallina.
Me doy la vuelta y empiezo a alejarme.
-Me da igual -digo mientras salgo corriendo.
Otro aullido más cercano que el anterior me hace acelerar.
Me da igual que eso sea un perro o no, pero ese sonido da miedo.
Quiero ir a mi casa.
Tropiezo con una rama y caigo al suelo. Me doy la vuelta para levantarme, pero una imagen me hace quedarme aterrorizada.
Unos ojos brillan en un matorral. Un perro enorme se acerca a mí.
No, no es un perro. Cuando le ilumina la luna, identifico al animal.
Un lobo. Un puñetero lobo. ¿Qué hace este animal aquí?
El cánido, de color gris oscuro, empieza a olfatearme. Estoy aterrorizada.
Intento no moverme.
El lobo sigue olfateándome. Después, se da la vuelta y desaparece en la espesura.
No puedo dejar de quitarme esos ojos de la mente.
Ese lobo tenía los ojos azules.

Medio segundo después de que el lobo se marche, llego a la conclusión de que no volverá. Contenta por ese hecho, me levanto y salgo corriendo.
Mientras huyo, no paro de pensar en el lobo.
Y en Lucas. Está ahí dentro, con el animal.
Rezo para que él se haya ido del bosque.
La luz de las farolas se va haciendo más intensa. Al fin, llego a la carretera.
Me encorvo para coger aire. Las piernas me duelen y la cabeza me da vueltas.
Cojo el móvil para llamar a mi madre.
Y de repente, un grito rasga el aire.
Un grito humano.
Lucas.
avatar
luciaramos
Omicron
Omicron

Mensajes : 64
Fecha de inscripción : 31/07/2012
Edad : 20
Localización : En el bosque...aullando a la luna

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.