Aullidos del Bosque
¡Gran Concurso del Bosque! Vayan a la zona de Spam, encontrarán concursos y demás ^^ Eres cordialmente bienvenid@
Últimos temas
» Fraud [vuelta]
Lun Oct 12, 2015 9:03 pm por Piki

» ¿Queda alguien por ahí?
Mar Sep 22, 2015 8:35 am por DanyWolf

» Hola a todos.
Vie Sep 18, 2015 4:07 am por Alexandra

» Re-Presentación
Miér Ago 26, 2015 8:45 am por (·Kim·)

» Regalo (Video conciencia)
Mar Ago 25, 2015 8:08 pm por Youata Garou

» La historia de Edward Mordake
Lun Abr 14, 2014 11:19 am por Lucy Ciel

» La historia interminable~
Sáb Mar 29, 2014 7:16 pm por DanyWolf

» La cruzada de los lobos
Sáb Mar 29, 2014 7:00 pm por DanyWolf

» tanto tiempo!!
Vie Mar 21, 2014 9:34 pm por Loba_Blanca

Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 12 el Vie Sep 08, 2017 3:26 pm.
Segmento VIP





Dinastía de Sangre

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Dinastía de Sangre

Mensaje por Inu Wolf el Lun Mar 04, 2013 4:15 pm

Suspiré, disfrutando los últimos momentos de paz que tendría junto al implubium de mi hogar. Tras el desastre de Cannae ninguno estaba muy animado para ir a la guerra, después de todo un destacamento de los nuestros había participado en esa batalla, y aunque no hubiera sido su culpa la derrota, sino a una mala táctica del cónsul …. , y también de las circunstancias que no les permitieron adoptar forma lupina, la moral estaba baja.
Ahora sin embargo, seriamos enviados a Hispania, a luchar contra los hermanos de Anibal, el enemigo más poderoso con el que Roma se había enfrentado hasta ahora, habiendo pasado más de 5 años desde el inicio de esta guerra que se había llevado tantas vidas y recursos por delante. Aunque nadie se atrevía a mencionarlo, todos estaban inseguros de acudir allí siendo comandados por el joven Publio Cornelio Escipion, él aún no tenía la edad requerida para el título de procónsul, y solo se le había otorgado por una maniobra táctica de sus aliados y los nuestros – esta fue la única manera de enfrentarnos a Quinto Fabio Máximo-.
>> Ya lo solucionaremos<< había dicho el anciano Tito Marcio Seternio, cabeza de nuestra gens. Eso significaba, a mi parecer, que decuriones evaluarían el desempeño del joven Escipion, y si es que resultaba que no era tan buen procónsul como lo habían sido su padre Publio y su tío Cneo, acabarían con él de la forma menos llamativa. Apostaría mi cabeza que esa sería la solución, pero bien podía yo estar equivocado…Sólo ellos sabían que habían resuelto en la reunión que tuvieron en casa del lider la noche anterior.

Un esclavo se acercó a mi, cruzando mi jardín.

- Amo, está todo listo, para cuando usted desee.

Asentí e hice un gesto con mi mano, a lo cual mi atriense respondió retirándose. Le había ordenado la noche anterior que tuviera mi uniforme preparado para esta mañana. Pero a último minuto me negué a vestirme y me vine a desayunar a mi implubium, algo que no era bien visto…pero bueno ¿Quién iba a criticarme? Mis esclavos ciertamente no se atreverían, mi familia estaba muerta y jamás en mi corta vida había tenido una compañera para más de una noche, así que mientras estuviera en mi Domus, podía pasarme la etiqueta por la cola. Aún considerando aquello, si mi Atriense había insistido de manera sutil en que todo estaba preparado, significaba que realente no me quedaba mucho tiempo, así que me levanté, suspirando con resignación y fui hasta mi dormitorio para que mis esclavas me vistieran.

>>

- Hey!.- Saludó un colega de armas al verme llegar al foro.

Aunque antiguamente todos los hombres de nuestra gens que servían en la guerra acostumbraban salir juntos y en formación para recibir el respeto de los vecinos que se impactaban por la cantidad y calidad de los soldados que proporcionaba nuestra familia a Roma, actualmente y desde hace un tiempo, esa demostración de poder ya no se usaba pues incomodaba a los sendores más paranoicos. En su lugar, habíamos salido cada uno por su lado, sin tanta pomposidad, para reunirnos con el resto de las dos legiones en el foro, desde donde seriamos conducidos hasta el puerto de Ostia por nuestro procónsul.

- Hola compañero.- Respondí despreocupadamente, sin que aquello le molestara.- ¿Listo para el viaje?

*~*~*~*~*~*~*~**~*~*~*~*~*~*~**~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*


avatar
Inu Wolf
Alfa
Alfa

Mensajes : 341
Fecha de inscripción : 06/05/2012

Ver perfil de usuario http://elbosque.mejorforo.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Dinastía de Sangre

Mensaje por DanyWolf el Mar Mar 05, 2013 7:49 pm

Se acercaba una nueva batalla, esta vez contra los hermanos del general cartagines Aníbal, enemigo decidido a aniquilar nuestra tan preciada Roma, si bien no contaban con un gran poderío naval, si contaban con un gran y vasto ejercito, como Decurion mi deber era el de comandar una decuria, pero eso era tan solo una pequeña parte de toda la Legión, solo esperaba que me asignaran una decuria... decente.

En unos momentos más habría que reunir a las legiones en el foro, esperaba encontrar a mis compañeros de gens y esperaba más que nada que el consul asignara algunos a mi decuria, eso me ayudaría a comandar una decuria más poderosa y si se daba la oportunidad, podríamos adquirir la forma lupina, era todo un deleite poder luchar en esa forma, por nuestra Roma... por nuestra gens.

*~*~*~*~*~*~*~**~*~*~*~*~*~*~**~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*



En el día una voz, en la noche un aullido... Pero lobos por siempre
avatar
DanyWolf
Alfa
Alfa

Mensajes : 215
Fecha de inscripción : 08/05/2012
Edad : 21
Localización : vigilando a la manada y el bosque

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dinastía de Sangre

Mensaje por Youata Garou el Miér Mar 06, 2013 6:42 pm

Llevaba casi una hora despierto mirando el techo cuando por fin reuní el ánimo suficiente para levantarme. Me habían llamado a la legión y ya estaba algo aburrido de escuchar a mi padre murmurar cosas como "que orgullo", "mi sangre" y otras tantas rarezas cuando me veia pasar, o de insistirme en acompañarlo al patio para entrenar. A él le emocionaba bastante más que a mi eso de que me mandaran a matar cartagineses, pero un trabajo era un trabajo, y la paga no era mala.
Cuando crucé el umbral de mi habitación un tropel de sirvientes se me acercó ofreciendome bandejas con frutas, distintos brebajes, y algunos incluso palmoteándome la espalda. Era indudable la mano de mi padre, un peleador feroz, pero más emotivo que mi madre...él debe haberles ordenado ese despliegue. Tomé una manzana de una de las bandejas y fui a sentarme en un diván.
De alguna habitación salió mi madre restregando algo entre sus manos, se acercó a mi y comenzó a untar mis cabellos con una fina película de aceite aromático. La dejé hacer, agradeciendo el gesto.
Mi padre arrastró un taburete frente a mi y se sentó sonriendo, parecía que ya no cabía en si de felicidad y se encontraba sin palabras. Cuando estuve listo para partir me guiñó un ojo y abrazó a mi madre por la cintura.

- Ve a honrar a tu patria, y si puedes trae una mujer para que honre tu hogar.

Solté una leve carcajada y los abracé a los dos antes de irme. Mi familia tenía por tradición buscar pareja en el extranjero, con la creencia de que la unión de seres tan distintos aumentaba la fortaleza de la descendencia.
Dirigí mis pasos al foro, ahí debía esperar órdenes.

*~*~*~*~*~*~*~**~*~*~*~*~*~*~**~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*
avatar
Youata Garou
Beta
Beta

Mensajes : 164
Fecha de inscripción : 08/05/2012
Localización : Siguiendo la luna y su vuelta invisible

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dinastía de Sangre

Mensaje por alexysthewizard el Jue Mar 07, 2013 2:26 pm

Hacía ya varios años que había logrado mi metamorfosis. Me entrenaron para ser de lo mejor, el mas fuerte en batalla, para la guerra en mi forma licantropica. Aun recuerdo las palabras de mi maestro: "si te ven mátalos, no importa si son tus hermanos o tus enemigos, es un secreto que no puede salir de aquí."
Pero sin duda no importa cuanto entrenamiento tuviera, la idea de matar inocentes era aterradora para mi. Siempre me creía el mas frió de todos, el asesino perfecto en especial con mis habilidades especiales.
Pero había algo en mi, algo que simplemente no me dejaba matar. Creí que entrar en ese tipo de locura en el que entra mi maestro cuando atacaba era fácil y se disfrutaba, pero no, yo simplemente no puedo hacerlo. No puedo entrar en ese estado.
Tengo miedo de ir a la guerra contra los de anibal, además de considerarlo inmoral tengo miedo a morir en la batalla, pero mas que nada tengo miedo a deshonrar a mi padre y mi maestro si es que me acobardo y decido faltar.
No soy ese guerrero que tanto admiro, no tengo el valor para ser todo ello...

padre- ¡Por fin mi hijo se a vuelto un hombre que luchara en la guerra!

Voltee a verlo. No me di cuenta que cuando vino a mi pues estaba con la vista puesta en el casco que sostenía entre mis manos e inmerso en mis pensamientos ¿ir o escaparme?
Voltee con él y le conteste -así es, padre-
Esta sería mi primer batalla, no había podido ir a las anteriores por uno u otro motivo pero al fin estaba listo.


Última edición por Inu Wolf el Jue Mar 07, 2013 7:58 pm, editado 1 vez (Razón : Para arreglar la puntuación :3 Buen post, de todas formas)
avatar
alexysthewizard
Zeta
Zeta

Mensajes : 254
Fecha de inscripción : 30/07/2012
Localización : texas

Ver perfil de usuario http://www.youtube.com/user/kirby55555

Volver arriba Ir abajo

Re: Dinastía de Sangre

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.