Aullidos del Bosque
¡Gran Concurso del Bosque! Vayan a la zona de Spam, encontrarán concursos y demás ^^ Eres cordialmente bienvenid@
Últimos temas
» Fraud [vuelta]
Lun Oct 12, 2015 9:03 pm por Piki

» ¿Queda alguien por ahí?
Mar Sep 22, 2015 8:35 am por DanyWolf

» Hola a todos.
Vie Sep 18, 2015 4:07 am por Alexandra

» Re-Presentación
Miér Ago 26, 2015 8:45 am por (·Kim·)

» Regalo (Video conciencia)
Mar Ago 25, 2015 8:08 pm por Youata Garou

» La historia de Edward Mordake
Lun Abr 14, 2014 11:19 am por Lucy Ciel

» La historia interminable~
Sáb Mar 29, 2014 7:16 pm por DanyWolf

» La cruzada de los lobos
Sáb Mar 29, 2014 7:00 pm por DanyWolf

» tanto tiempo!!
Vie Mar 21, 2014 9:34 pm por Loba_Blanca

Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 12 el Vie Sep 08, 2017 3:26 pm.
Segmento VIP





Las Academias Elementales

Página 2 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Las Academias Elementales

Mensaje por Inu Wolf el Jue Ago 23, 2012 1:16 pm

Si bien me había decidido a usar la capa, no podía arriesgarme así como así, tendría que probarla y asegurarme que tuviera la menor cantidad de puntos débiles posibles. Alce la vista al sol, cubriéndome con una mano sobre la frente, y deduje que aún me quedaban unas horas cuantas antes de que con Layra tuviéramos que presentarnos con Gran Maestre.

No pude evitar hacer una mueca al pensar en que ella y yo deberíamos estar entrenando, pero en lugar de esto, ella se andaba paseando por ahí con un chico. Al caer en la cuenta de mis pensamientos, negué con la cabeza y comencé a andar. Apenas era un par de minutos mayor que ella y ambos estábamos grandes como para que me anduviera preocupando de lo hacía o dejaba de hacer, pero aún así no podía evitar un deje de enfado por el orden de las prioridades de mi hermana.

Dejé de pensar en ello cuando me vi frente al campo de entrenamiento que estaba junto al gimnasio del Lado Oscuro de la Luna. Un grupo de compañeros vestidos de negro estaban reunidos junto a sus Teraks, limpiando sus armas algunos, otros en una especie de calentamiento. Sonreí al reconocerlos, cosa que no era difícil, pues además de los maestros, los de élite eran los únicos uniformados en la academia. Para todos, esos eran los cuervos de élite, los representantes de la academia en el exterior del recinto amurallado. Y yo tenía el privilegio de conocer al capitán de todos ellos, Dann.

Me acerqué a ellos sin que ninguno de ellos reparara en mi presencia, o al menos si lo hicieron no mostraron ninguna señal de reconocimiento. Por mi parte, intenté medir en lo demostrativo de mis gestos. Cuando estuve a solo unos pasos de ellos, el Terak de Dann salió a mi encuentro, cruzándoseme en el camino, dio un gruñido de advertencia.

Dann: quieto Arón.- dijo sin voltearse, y solo le bastó un gesto para que su animal acompañante se devolviera por donde vino.- No debes acercarte por la espalda.

- Lo siento, llevo mucho tiempo sin compartir con uno de ellos.- me justifiqué.

Cuando yo había llegado, me habían hecho ir al Valle de la Luna y buscar a mi Terak acompañante. Estos animales, una especie de pantera, pero con alas de pájaro de color blanco celestino, eran el símbolo de la Academia, su orgullo. Habían vivido entre los dominadores de las sombras durante muchos años, pues tenían la capacidad de reducir su tamaño al de un gato de mediana estatura, tal vez aún menos, por lo que no hacían demasiado problema, ni era necesario tenerles un lugar especial mientras anduvieran con su humano. Pero, un año después de que mi hermana y yo ingresáramos a la Academia, los habían prohibido. Todo debido a que, gracias a la fuerte conexión que se desarrollaba entre los Teraks y sus humanos, cuando estos últimos comenzaban peleas, sus Teraks se enfrentaban, era relativamente normal ya que nunca pasaban más allá de unos rasguños, pero en esa ocasión él Terak vencedor no se detuvo al casi matar a su adversario, sino que cargó contra el humano del mismo. A raíz de esto, se llegó a la conclusión de que los alumnos no estaban lo suficientemente preparados en cuanto a madurez se refería como para mantener un Terak junto a ellos, por lo que se devolvieron a todos los animales de vuelta al Valle de la Luna. Snoff, mi Terak, se fue entre ellos y no lo había vuelto a ver desde entonces, pero ahora que era de élite, él podría volver.

Dann se levantó y vino conmigo, los demás observaban despreocupadamente. Eso era algo que, según había observado, solo pasaba entre los de élite. Mi teoría era que ellos se sabían los mejores de la academia, sabían que sería recordados por siempre en la Academia, que no debían probarse contra ninguno de los otros pues estaban en la cima de la jerarquía en lo que a alumnos se refería, por lo que sus miradas ya no era de competencia y análisis minuciosos a los otros como si fueran el enemigo, como si sucedía en los grados menores, sino que cuando veían a otro de los suyos veían a un igual, a un camarada en el que había que confiar.

Dann: ¿esa espada? Así que finalmente me hiciste caso y no la tiraste

- Tenías razón.- Tomé la espada y la saqué, extendiéndosela, él la tomó e hizo un par de mandobles al aire.- Es el equilibrio perfecto, al menos para mi.

Dann: eso porque te recargas más en un lado que en otro, será una de las cosas a mejorar ahora que estás en la élite.- Hubo un murmullo general, por lo que Dann se giró y los miró.- Eh… eso era lo que estaba por decirles chicos, Noah y Layra se nos unen.- Se les quedó viendo como si esperara algo, entonces todos se acercaron, dejando de hacer lo que tenían, para observarme. Una de las chicas tomó mi capa, la reconocí al ver sus ojos casi grises. Su Terak estaba en su tamaño pequeño acomodado en sus hombros, y al ver mi capa voló alrededor mio, olfateando, para luego volver al hombro de su humana, Rin, y ronronear algo.

Rin: la capa está hecha de piel de King ¿De donde la sacaste?

X: ¿acaso no es obvio que mató a uno de esos leones de fuego para hacerse con su piel?- dijo un tipo de cabello negro y ojos de depredador al asecho. Era Mosh, uno de los más veteranos dentro de la élite. Su Terak hizo un ronroneo que por estar en su tamaño normal sonó más como una amenaza que otra cosa.

- Es un regalo.

Dann: Tampoco tiraste la capa, pero esa si debiste haberlo hecho, solo te hará más lento en combate.

Rin: sentirse como un superhéroe no te ayudará a luchar mejor. Tendría sentido usarla si fuera un trofeo de pelea, pero no algo como eso.

Como esperaba de Dann, dio en el clavo, pero no del todo. Y aunque me hubiera encantado cerrarles la boca a todos al contarles sobre el problema de la sombras, preferí guardar silencio y solo encogerme de hombros. No la había probado aún, no sabia que tan bien funcionaría, y no quería que descartaran la idea solo porque yo fallara.

- Podría resultar útil.- aventuré, al notar que los ojos de Rin exigían una respuesta a su mezcla de consejo y regaño.
Dann: Rin tiene razón, solo te hará más lento.

Y: no del todo.- dijo un tipo desde la parte trasera del grupo, todos volteamos a verle.- La piel de King es resistente al fuego, podría servirle en una batalla contra los dominadores de ese elemento.

Eso no lo sabía, era un punto más para la capa, y al parecer, crédito suficiente como para que dejaran de verla en menos, ya que dejaron el tema ahí.

Dann: ¿cuando planeas ir por tu Terak?

- No lo había pensado.- confesé – Tal vez para eso me citó el Gran Maestre esta tarde.

Dann: tal vez.- Asintió, para luego devolverme mi espada y desenfundar la propia.- Bueno, es hora de que te desoxides. Llevas demasiado tiempo sin usar la espada.

Sabía que tenía razón, para eso había ido al campo de práctica. No estaba entre mis planes tener como público a todo el cuerpo de élite, pero no tenía opción, tomé firmemente mi espada y comenzó el combate.


Spoiler:








Inu Wolf
Alfa
Alfa

Mensajes : 341
Fecha de inscripción : 06/05/2012

Ver perfil de usuario http://elbosque.mejorforo.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Academias Elementales

Mensaje por Youata Garou el Jue Ago 23, 2012 1:49 pm

Vaino: alto aquí.

Nos detuvimos en la parte final de la linea de árboles, a punto de salir a una enorme pradera. Más allá a los pies de una montaña habia una mole gigantesca con formas rectas. Jamás habia visto algo mas grande que una choza y esa vision me asustó. El Oso a mi espalda gruño suavemente y vi pasar unas cuantas imagenes por mi cabeza. Recordaba cuando siendo cachorro se habia metido en una aldea a robar pescado. De los enormes edificios salian hombres gritando y con varas largas a ahuyentarlo. El recuerdo se cortó y vi que a él si que le aterrorizaba estar ahí. Eché un vistazo al bosque, como diciendole que se quedara, y me respondio empujandome con el hocico. Asi que seguimos adelante.
Llegamos ante unas cosas de madera enormes en medio de un muro de roca. Vaino soltó un grito. Un sujeto se asomó desde arriba.

¿?- Qué?

Vaino: quiero ver al Gran Maestre

¿?- para qué?

Vaino: desafiarlo.

El tipo nos miró con incredulidad, se escuchó un murmullo de mas gente y luego varias voces estallaron en carcajadas.

¿?- Vayanse de aqui, huelen mal.

Vaino- Si no nos abren la puerta entraremos por las malas.

¿?- que harán? atacarnos con palos y piedras?^

Vaino me hizo una seña y yo entendí. Puse las manos en el suelo y senti calentarse la palma.

¿?- qué esta haciendo ese idiota?

Vaino: somos Exiliados de la Vida, te imaginarás lo que hace.

Cerré los ojos y me concentre hasta que lo senti. Muchas semillas bajo los muros. Las hice brotar y crecer y empujar la piedra. El muro comenzó a vibrar y crujir. Los hombres allá arriba estaban aterrados, podia hasta olerlo. De pronto se abrio la puerta y Vaino entro sonriendo. Me puse de pie y lo seguí, dejando a los hombres sobre el muro mudos de asombro.



*~*~*~*~*~*~*~**~*~*~*~*~*~*~**~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*
avatar
Youata Garou
Beta
Beta

Mensajes : 164
Fecha de inscripción : 08/05/2012
Localización : Siguiendo la luna y su vuelta invisible

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Academias Elementales

Mensaje por Alexandra el Jue Ago 23, 2012 4:39 pm

Con la "rosa" de sombras en mi mano, y los dos con una sonrisa en la cara, nos acercamos el uno al otro para acabar el momento con un primer beso que nunca sucedió.
El suelo empezó a temblar levemente y nos alejamos bruscamente.
- ¿Terremoto? - dije mirando las hormigas "saltar" en el suelo.
- No - susurró - algo peor - dijo señalando el muro que nos aislaba del mundo.
Las puertas que lo sellaban se abrieron de golpe.
- Corre - se levantó Nikko cogiendo su lanza de un lado del banco (foto spoiler) - Ve a hacer sonar la sirena, vamos a necesitar ayuda.

(off: he leído por encima los posts de Youata y sigo sin saber cuanta gente entra a nuestra academia. ¿Son 2 y un oso? por eso no seguí escribiendo..... la verdad es que vendría bien un poco de ayuda por parte de todos para que el compañero pueda rolear, porque es imposible leer los posts de TODOS, por lo menos yo, y más si los demás no son de mi academia y "no me incumbe" lo que hacen. Igual si Inu no me llega a decir que Youata viene yo ni me entero y hubiera seguido a la mía xDxDxD.... con la "ayudita" que pido me refiero por ejemplo a: Youata ahora cuando entres supongo que lucharás con Nikko, te dejo su descripción para alargarte unas palabras más...
- Nikko - 19 años, aparenta más por su físico. Alto, con los ojos color miel, pelo castaño y siempre despeinado.-
Igual me quedo igual, pero estoy 5, 10, 15 minutos (ok 15 no) buscando lo que necesito para poder escribir y asasdfdddsaa)

Spoiler:

*~*~*~*~*~*~*~**~*~*~*~*~*~*~**~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*
...........
avatar
Alexandra
Beta
Beta

Mensajes : 71
Fecha de inscripción : 19/05/2012
Edad : 21
Localización : España

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Academias Elementales

Mensaje por sabrisa el Jue Ago 23, 2012 7:20 pm

-también? acaso iras tú?- me quede algo asombrada, era de
por si raro que alguien de la academia viniera aquí, pero que alguien viniera
siendo de la elite y además seleccionado para la fiesta, con esta tan cerca...
-supongo que en ese caso seremos contrincantes en algún momento.

Sentí el frio proveniente de la nieve, mientras la forzaba a volverse vapor sin
pasar por agua.

-te gustaría entrenar un poco?-le dije en voz un poco baja a Kittahu pero
mirando a Arget.

*~*~*~*~*~*~*~**~*~*~*~*~*~*~**~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*
avatar
sabrisa
Gamma
Gamma

Mensajes : 109
Fecha de inscripción : 25/05/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Academias Elementales

Mensaje por Piki el Jue Ago 23, 2012 7:43 pm

- Lamentablemente pelearemos en contra en algún punto... Pero sí, un poco de vapor y un poco de hielo.

Ella señaló un lugar apartado con la cabeza y supe que me llevaba lejos de las miradas de los demás estudiantes. Salimos del gimnasio de vapor.

- Yo no debería estar aquí, no puedo quedarme, pero volveré si quieres que sigamos entrenando. -le dije una vez a resguardo de oídos ajenos.

Piki
Omicron
Omicron

Mensajes : 50
Fecha de inscripción : 08/05/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Academias Elementales

Mensaje por Youata Garou el Jue Ago 23, 2012 7:51 pm

(off: no me di cuenta de que no dije a dónde estaba entrando xD perdón, y si, somos 2 personas y un oso)

Vaino entró caminando y sonriendo como si estuviera en su territorio, pero alrededor el ambiente distaba de estar tan tranquilo como él. Sonaban gritos sobre los muros, un ruido ensordecedor de una campana, gente que se acercaba corriendo.

Vaino: han dado la alarma.

- Y ahora qué?

Vaino: esperamos, si alguien te ataca respondes. Si te digo que pares te detienes y esperas otra vez.

No me gustaba que me diera órdenes, pero él era el experto aquí. Mucha gente comenzó a salir de edificios a mirar, primero con miedo, luego con curiosidad y finalmente con burla y desprecio. Unos niños me apuntaron, murmuraron entre ellos y se echaron a reir.

¿?- Parece que el circo llegó al pueblo!

La multitud rugió de risa. Algunos comenzaron a imitar monos y a apuntarme, y si bien no soy muy ducho en comunicarme entendí perfectamente que se burlaban de mi postura, semi agachado con mi guadaña en una mano a modo de bastón.

¿?- Y hasta traen un oso bailarin.

Un chico salió de la multitud. En su rostro vi de inmediato que el no tenia ni el más palido animo de burlarse, al contrario, parecía asustado y confuso, pero resuelto a hacernos frente.

¿?- Atrás todos!! cuidado - gritó, la multitud se quedó confusa. Sacó una lanza muy larga y se puso en guardia - Ustedes están condenados, ustedes deben morir, ni siquiera deberian estar vivos.

Vaino: aquí viene - dijo alejándose de mi - yo miré al Oso y le pedi que se alejara.

El chico embistió. No sabía qué hacer, jamás había estado en una pelea, solo confiaba...solo podia confiar. Cuando su lanza estaba a punto de alcanzarme mi cuerpo despertó y giró hacia un costado. Se sentía un poco forzado, como si me estuviera moviendo algo que no era yo, pero estaba a salvo y estaba vivo.
Estaba vivo, lo noté de pronto y senti que desde el suelo por mis piernas y por todo mi cuerpo pasaba una clase rara de energía. El chico se volteó rápidamente y volvio a atacar, ahora estaba consciente.
Paré su siguiente golpe con mi guadaña y lo empujé hacia atrás. Una línea salió de debajo de sus pies, negra y larga, su sombra me perseguia. Salté una y otra vez, evitándola apenas. No sabía que podía hacer eso. Despues de un rato de escapar noté que solo alcanzaba cierta distancia, la energía de mi cuerpo respondió al nuevo dato. De un saquito que colgaba de mi guadaña saqué una semilla, siempre llevaba algunas, me gustaba jugar con ellas. La hice germinar en la palma de mi mano izquierda, y pronto comenzó a echar raices que encontraron firmeza metiendose en mi brazo, fundiendose a la vida en mi. Me acerqué corriendo, alternando golpes de guadaña y con el puño falso de madera que se me habia formado. El chico se defendía bien, pero su ataque parecía haberlo agotado un poco, limitandose a retroceder.
De pronto sentí un frio helado en mi pecho y me quedé viendolo sorprendido, estaba seguro de haber parado su lanza, cuando vi que lo que se metia en mi piel era la sombra alargada y filosa de su arma. Retrocedí asustado viendo como bajaba la sangre por mi abdomen, y me alivié cuando las raíces del arbol que me crecia en el brazo bajaban hasta el corte y lo cerraban. La Vida me controlaba y me cuidaba.
Volvi al ataque, hice crecer en un abrir y cerrar de ojos el pasto alrededor de sus pies y se quedo estancado luchando contra esa masa verde que le llegaba hasta la barbilla, lanzando cuchilladas apenas, cortandose con los bordes afilados pero suaves de las hojas. El arbol de mi brazo extendió sus ramas formando una jaula perfecta y apretada alrededor de su cuerpo, y comenzó a alimentarse de la Vida de ese chico.

*~*~*~*~*~*~*~**~*~*~*~*~*~*~**~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*
avatar
Youata Garou
Beta
Beta

Mensajes : 164
Fecha de inscripción : 08/05/2012
Localización : Siguiendo la luna y su vuelta invisible

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Academias Elementales

Mensaje por Inu Wolf el Jue Ago 23, 2012 10:31 pm

Había logrado resistir un rato el combate, cuando de pronto escuché un ruido lejano que me distrajo lo suficiente como para descuidar mis gestos. Eso fue lo único necesario para que Dan se diera cuenta que atacando de manera transversal me dolía el brazo derecho, misma conclusión a la que llegó su Terak, que además sintió el olor de mi herida, dio un gruñido de aviso y antes de darme cuenta estaba mordiendo el polvo.

Dan: haz mejorado.- dijo sonriendo satisfecho.

-No es justo que uses a Aron si yo no tengo a Snoff conmigo…

Dan: Aron es parte de mis armas.- su Terak dio un aleteo rápido en respuesta.

Iba a responder algo cuando oímos la campana. Sin perder un segundo, todos los teraks cambiaron de tamaño, sus amos subieron a sus lomos y estos salieron volando hacia el centro de la academia.

- Maldición!.- envainé mi espada y eché a correr, era un largo camino desde el gimnasio hasta el centro de la academia. Era uno de esos momentos en los que odiaba las actitudes de los Teraks, eran exageradamente ariscos, al punto de que solo sus humanos podían tocarlos.

Para cuando llegué a la parte delantera, salí de la ciudadela y me adentré al pueblo con los demás maestros, ya todo estaba acabado. El Gran Maestre estaba hablando con un vagabundo mientras unos maestros estaban arrodillados con otro vago cerca.

- que pasó?.- pregunté, aunque en vano pues nadie se dio el tiempo de responderme entre todo ese alboroto. Me acerqué por cuenta propia a donde estaban los maestros, entonces pude ver la desagradable imagen de Nikko, todo magullado y rodeado por un árbol como si hubiera crecido desde siempre oprimiéndolo, casi como si fuera parte de él, estuve casi seguro de ver una de las raíces saliendo de su oreja.

Alcé la vista hasta el vago, preguntándome si dominaría la madera, si es que siquiera existía ese elemento siquiera. Pensé en hablarle cuando noté que atrás de la silueta del vago se dibujaba la de Dan y otros alumnos de elite que lo mantenían vigilado, pero al mismo tiempo dándole su espacio. No me explicaba por qué, si el tipo era responsable del estado de Nikko no lo habían aprisionado o matado. No es como si me importara demasiado el estado de Nikko en particular, pero era un compañero de academia, el asunto no podía dejarse así como así.
Apenas si había pensando en ello cuando logré asimilarlo del todo: Si Nikko estaba así, y Layra estaba con él…¿cómo y dónde estaba Layra?. Corrí y me abalancé sobre Dan, preguntando desesperado por mi hermana, pero este solo se encogió de hombros y me apartó, severo, al tiempo que Arón me gruñia. Me tenía paciencia, pero no se iba a dejar sacudir en público. Fue mi culpa, como pocas veces no me di el tiempo de calcular mis actos.

- LAYRAAA

*~*~*~*~*~*~*~**~*~*~*~*~*~*~**~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*


avatar
Inu Wolf
Alfa
Alfa

Mensajes : 341
Fecha de inscripción : 06/05/2012

Ver perfil de usuario http://elbosque.mejorforo.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Academias Elementales

Mensaje por Youata Garou el Jue Ago 23, 2012 10:55 pm

El hombre al que llamaban Gran Maestre se había acercado al fin y Vaino salió a su encuentro.

GM- qué significa esto?

Vaino hizo una leve inclinación.

Vaino- lamento mucho todo esto. Verá, llegamos a su puerta pidiendo una audiencia con usted, ademas de un desafío y sus guardias se rieron de nuestras pintas. Vi que no ibamos a lograr nada siendo razonables y mi compañero nos facilitó la entrada. Luego el joven de allá atras, que de seguro es uno de sus alumnos, nos atacó y mi compañero se defendió como mejor pudo, ya ve.

Claro que veía, el chico estaba alimentando la vida de ese arbol, y mientras la hojas crecian y se movian él se iba poniendo más y mas pálido. Mientras ellos hablaban un grupo de chicos vestidos todos iguales se habian formado a mi espalda, tenian los brazos cruzados y expresiones duras, pero no dejaban de echar uno que otro vistazo al arbol que aprisionaba al otro chico.

GM- Me doy cuenta y me disculpo por la soberbia de mis hombres. Le concederé audiencia y hospitalidad, pero primero que su...compañero - titubeó - que suelte a mi alumno.

Vaino me hizo un gesto y yo puse las manos sobre el tronco. Poco a poco las ramas comenzaron a moverse, y las raices a hacer que el arbol caminara hacia el costado. Los chicos que me hacian guardia recogieron a su amigo, impidiendo que cayera al suelo.

¿?- No respira señor.

La expresion de alarma que recorrió la escena era palpable, Vaino me hizo otro gesto.

- Permiteme - le dije al que le tomaba el pulso. Puse una mano en el suelo y la otra sobre el pecho del chico. La energía fluyó limpiamente y lo senti. Forcé a sus pulmones a abrirse, nunca habia hecho algo asi, pero su cuerpo casi inerte tomó una enorme bocanada de aire y se sentó tosiendo como si quisiera escupir todo su interior. Me retiré asombrado y feliz al ver el poder de la vida.


*~*~*~*~*~*~*~**~*~*~*~*~*~*~**~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*
avatar
Youata Garou
Beta
Beta

Mensajes : 164
Fecha de inscripción : 08/05/2012
Localización : Siguiendo la luna y su vuelta invisible

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Academias Elementales

Mensaje por Alexandra el Vie Ago 24, 2012 4:13 pm

(off: oh shit, yo debería de haber estado en esa escena, gracias hermana por excluirme xD diré que mientras me caí a un pozo o algo así xDxD ok no)

Me hice paso a empujones entre la multitud que yo había convocado haciendo sonar la alarma de que algo iba mal.
- Nikko, Nikko - susurraba respirando entrecortadamente por la carrera que me acababa de pegar. Él se había quedado a defender el territorio mientras los demás llegaban y temía lo que le habría pasado.
Recordé cuanto odiaba las masas de gente al ver que aquello no acababa. Me daban claustrofobia y me costaba respirar más aún.
- ¡Layra! - se interpuso mi hermano con un respingo justo antes de llegar a la "superficie" - ¿Estás bien? - me examinó con esos ojazos suyos.
Le agarré de la camisa con fuerza.
- ¿Dónde está Nik... - debería de parecer poseída por la expresión de Noah, pero no pude acabar la frase por que le vi. Estaba en el suelo, y el intruso a su lado.
- ¡¡Nikko!! - aparté a mi hermano de un leve empujón y me lancé hacia él, sosteniéndole la cabeza en mi regazo. Los demás alumnos dieron un paso atrás para dejar espacio. Nikko tosía y tenia un color de piel que no rozaba lo normal.
- ¡¿Qué te pasa?! - pregunté sollozando y palpándole. Las manos me temblaban. - Tú - fulminé al extraño con la mirada - ¿¡Qué le has hecho!?

*~*~*~*~*~*~*~**~*~*~*~*~*~*~**~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*
...........
avatar
Alexandra
Beta
Beta

Mensajes : 71
Fecha de inscripción : 19/05/2012
Edad : 21
Localización : España

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Academias Elementales

Mensaje por sabrisa el Vie Ago 24, 2012 7:03 pm


-iremos a un gimnasio mas cómodo-le dije enterrando los dedos en las plumas del cuello de Arget y saltando a su lomo-te mostrare donde es, si no quieres quedarte mucho puedes venir después, no estoy segura de que sea legal conocer las habilidades de tu contrincante o pelear con el antes de la fiesta, pero podemos entrenar un rato en el gimnasio del estado.

Arget dio una coz al suelo con impaciencia y despego las alas un poco.

-ahí es mas fácil trabajar con hielo y vapor-le dije recordando los espacios cavernosos aunque bien iluminados del gimnasio del cambio- ahí se puede trabajar con agua a gran escala, hay paredes que facilitan el trabajo con hielo y el lugar tiene varias corrientes de agua, el techo esta abierto y puedes crear buenas nubes.

Arget se encamino a una de las salidas para hipogrifos del gimnasio y troto hasta llegar a la salida, donde salto y despego las alas alzando el vuelo antes de caer al desnivel por donde a casi 300 metros por debajo se encontraba el rió grande.

*~*~*~*~*~*~*~**~*~*~*~*~*~*~**~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*
avatar
sabrisa
Gamma
Gamma

Mensajes : 109
Fecha de inscripción : 25/05/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Academias Elementales

Mensaje por Piki el Vie Ago 24, 2012 9:56 pm

(Off: Sabri, vamos adelantando? Pongamos que entrenamos unos cuantos días y yo volví a mi Academia para terminar las cosas.
Al resto del roll, adelanten rápidamente hasta el día en que se trasladan al evento. Pongan ESTOY LISTO cuando ya hayan movido su personaje hasta ese día)

-0-

En aquellas cavernas heladas, se daba el entorno perfecto para practicar. Tengo que reconocer que entrenar a su lado me sirvió muchísimo, porque dominaba técnicas que en nuestra Academia se pasaban por alto o que se enseñaban de otra manera.
Yo, por mi parte, le transmití casi todo mi conocimiento en el manejo del hielo.
Por más duro y frío que sonase, iba a ser mi contrincante, por lo que no mostré todo mi potencial y me guardé los métodos más personales y sofisticados para mí.
Sabía, además, que también hacía lo mismo conmigo, no mostraba todo, y era lo más lógico.
Su muerte no estaba en mis planes, pero no iba a dejarme ganar tan fácilmente.

Piki
Omicron
Omicron

Mensajes : 50
Fecha de inscripción : 08/05/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Academias Elementales

Mensaje por sabrisa el Sáb Ago 25, 2012 5:39 pm

-me gustaría saber que has estado haciendo-me decía Briann- has mejorado bastante en el manejo del hielo.

-solo practicar- le dije, no estaba mintiendo, no necesariamente- que es lo que me vas a enseñar?

-hace tiempo el agua no era considerada un elemento débil, pues existía una técnica que nos hacia ser de los mejores- me dijo Briann frunciendo el ceño- por suerte esa técnica fue prohibida, no se puede enseñar, pero el principio es este...

el entrenamiento era muy interesante, entrene junto con los otros alumnos de élite en sesiones privadas, aun así, se nos hizo jurar no usar esta técnica a menos que por muy mala suerte fuéramos a parar a los combates ilegales.

al cabo de (olvide cuanto tiempo faltaba Neutral ) los profesores quedaron satisfechos con nuestro avance en todas las técnicas del manejo de agua, o en algunas, incluso nos enseñaron a usar una espada.
nos encontrábamos entre aplausos y miradas de "lo siento" murmuros de "suerte" y "cuídate" durante el festejo antes de nuestra partida a La fiesta, nuestros hipogrifos fueron adornados con arneses y sillas de cuero para el largo viaje, se nos dio una capa de tela de Atrem, tan ligera y suave como el agua, y en nuestros palos de agua se colocaron las plumas de los hipogrifos de los familiares, en el mio solo la pluma multicolor de Arget y la pluma azul claro del hipogrifo de Briann, al atardecer estábamos listos para partir.

(off: sencillo, ESTOY LISTA ^^)

*~*~*~*~*~*~*~**~*~*~*~*~*~*~**~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*
avatar
sabrisa
Gamma
Gamma

Mensajes : 109
Fecha de inscripción : 25/05/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Academias Elementales

Mensaje por Youata Garou el Dom Ago 26, 2012 12:39 pm

(off: este va a ser un post largote, lo siento)

Una chica se habia acercado a gritarme.

- Agradece que ahora respira.

Le di la espalda y miré lo que hacía Vaino. Hablaba en voz muy baja con el Gran Maestre, tan bajo que los otros sujetos a su alrededor se inclinaban para intentar captar alguna palabra. Finalmente Vaino hizo un leve asentimiento y se acercó a mi.

Vaino: nos concedió audiencia, pero quiere hablar conmigo primero. Dejará algunos miembros de la elite vigilándote para guardar las apariencias y luego te mandará a llamar.

Asentí, llamé al Oso y nos fuimos a caminar por la orilla de un riachuelo que recorria la ciudadela, con un grupo compacto de tipos vestidos todos iguales a mi espalda.

-------------------------------------------
(Tercera persona)

Vaino seguía en silencio al Gran Maestre, con el estomago encogido de nervios. A cada lado suyo iban dos maestros de la academia, protegiendo a su lider. Cuando llegaron al despacho del Gran Maestre intentaron colarse a la reunion, pero él los despidió con un gesto.

GM- Estaré bien, vayan a sus entrenamientos.

El Gran Maestre cerró la puerta a su espalda y miró a Vaino con una mezcla de recelo y ansia.

GM- Se supone que ustedes no deberían ni existir, me equivoco?

Vaino se encogió de hombros y sonrió.
Vaino: Hierba mala nunca muere.

GM- Sabía que algunos de ustedes habían huido y estaban ocultos, esperando que su propio elemento se los llevara al otro mundo supongo que tu eres de ese grupo - Vaino asintió - y se también que jamás han estado organizados, por lo que era improbable que volvieramos a oir de ustedes, o que planearan un levantamiento.

El Gran Maestre comenzó a pasearse por su despacho, parecía alterado.

GM- Y ese chico? de donde salio? hemos vigilado cada aldea durante siglos y no había vuelto a nacer alguien con ese talento.

Vaino: La verdad es que yo tampoco se de donde salio, pero si se por qué tiene el talento. No sé quienes son sus padres ni nada, solo se que cuando tenía unos 10 años estaba sentado solo a la orilla de un rio, jugando a hacer crecer semillas de manzana en la palma de su mano. Cuando me acerqué reaccionó muy similar a como lo haría un animal salvaje, no hablaba, estaba desnudo y apenas caminaba erguido. Traté de enseñarle a hablar y que se comportara más como un humano, pero de inmediato me di cuenta de que sería imposible volverlo a un estado normal. Lo acepté como animal y como igual, y asi hemos convivido. Con el tiempo aprendió el uso del lenguaje, pero sigue considerándose externo a la humanidad.

Se detuvo para tomar aliento y se percató de la mirada de entusiasmo en los ojos del Gran Maestre.

Vaino- No se si tiene el talento por haber estado alejado de la sociedad, o si nació con él y este pudo desarrollarse gracias a eso, pero el hecho es que este chico tiene una afinidad sorprendente con la Vida.

GM- Y por qué viniste aquí?

Vaino- Sabía que habias leido mucho sobre nuestro grupo y te intriga el modo de "controlar la vida". Crei que serías el más indicado si llegabamos a necesitar apoyo.

GM- Apoyo para qué?

Vaino- Para regresar al lugar que nos corresponde. Estan destruyendo este mundo y lo saben, nos necesitan para que exista equilibrio.

GM- mira - dijo pasándose una mano por la frente - aprecio la naturaleza y aprecio la Vida, pero por sobre todo aprecio mi vida y la de mi gente. Yo les daré tribuna pero tu chico debe pelear solo.

Vaino- Ukko

GM- qué?

Vaino- que su nombre es Ukko.

GM- bueno, él. Pero quiero ver sus capacidades primero.

----------------------------------------

(Primera persona)

Estaba divertido mirando como el Oso pescaba en el rio cuando Vaino y el Gran Maestre se acercaron. Los tipos vestidos todos iguales retrocedieron un poco, y luego de un gesto del Gran Maestre retrocedieron aun mas.

GM- Asi que tu eres Ukko.

Lo miré, y volví a mirar al Oso que volvía feliz y mojado a la orilla con un salmon en el hocico.

GM- Quisiera saber qué eres capaz de hacer, para saber si puedo ayudarlos.

- Yo no capaz de nada, Vida si.

GM- Bueno, veamos qué puede hacer contigo la Vida.

Miré a mi alrededor, buscando alguna señal. La Vida nunca funcionaba a petición, solo ante necesidad o por su solo capricho. Miré de nuevo el rio y los peces que tan esquivos le eran al Oso, y me incliné sobre sus aguas, metiendo la mano. El Gran Maestre y Vaino se inclinaron a mirar. A los pocos segundos un salmon se detuvo sobre mi mano, perfectamente quieto. Lo tomé con la mano y lo saqué del agua. Volvi a lanzarlo y a meter la mano al agua. Ahora no solo se quedó quieto él, sino que varios mas hicieron una fila perfecta, esperando a ser sacados del agua pacientemente.

GM- Eso....eso es....

Vaino- Si, no solo las plantas están de su lado, es capaz de fundir su conciencia con la de los animales y operar como uno más de ellos.

Ambos se fueron y me volvieron a dejar, tomé uno de los salmones y se lo arrojé al Oso, que lo atrapó con el hocico. Los demás se dispersaron y sonreí.


(off: listo, que los otros de la mkisma academia adelanten lo necesario)

*~*~*~*~*~*~*~**~*~*~*~*~*~*~**~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*
avatar
Youata Garou
Beta
Beta

Mensajes : 164
Fecha de inscripción : 08/05/2012
Localización : Siguiendo la luna y su vuelta invisible

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Academias Elementales

Mensaje por Mujerloba el Miér Ago 29, 2012 4:55 am

(off: Ya lo sé Laura, perdóname, no tenía tiempo ni de registrarme en el foro y se me había olvidado que el rol estaba aquí hasta que me enviaste el mensaje, de todas formas lo decía de broma ^^ ya se que confiáis en mi y eso…porque lo hacéis verdad? *mirada penetrante* xD, bueno, disculpadme por este pos, os advierto que no soy muy buena en las escenas de lucha, jajaja)

Observo detenidamente como Mako entra en el campo y se prepara para el entrenamiento, ocultando cualquier emoción o sentimiento se lleva las manos a su cinturón y quita dos sables, sus características armas. Sus espadas son increíbles, están perfectamente afiladas y preparadas para atravesar y cortar, además, estoy seguro de que son bastante ligeras, lo que le permitirá mayor movilidad. Yo acerco mi mano a mi espalda y agarro por la empuñadura mi fiel espada, deslizándola de su funda produciendo un sonido metálico cortante. La empuño con mi mano derecha sin perder en ningún momento el contacto visual con quien ahora es mi oponente. Aprecio a ver cómo me indica con la mirada que comience el combate. Entrecierro los ojos un poco, intento ver mejor la posición de combate de mi contrario. Empiezo a caminar relajado hacia su posición, lentamente, al ver que él no reacciona decido atacar de una vez por todas. Enfundo mi espada de nuevo y cierro los puños, en los cuales almaceno todo el calor que puedo, estos empiezan a echar humo y luego comienzan a ser envueltos por el fuego. No aparto mi mirada de Mako, no quiero perderme ninguna reacción suya, ya sea de indiferencia, o cualquier otro sentimiento que se le pueda escapar inconscientemente. Extiendo mi mano hacia él con fiereza, lanzando así multiples bolas de fuego. Quiero empezar suave para que él suba el nivel a donde lo vea adecuado…

(off: esto será un poco parado, pues tendremos que esperar a que la otra escriba su reacción y así, por lo que será un poco complicado de hacer al no poder controlar el personaje de los demás)

Mujerloba
Lobezno
Lobezno

Mensajes : 6
Fecha de inscripción : 17/08/2012
Edad : 19
Localización : Galicia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Academias Elementales

Mensaje por wolf forever el Miér Ago 29, 2012 7:59 am

(off: Voy a cambiar de plan Yael, no vamos a pelear, solo retrasaría el rol.. Déjamelo a mí y ya. Si eso ya haremos algo cuando lleguemos a donde... Bueno, el lugar ese donde se hacen los combates xD)

Mike se prepara, desenfunda su espada y las rodea con un leve fuego, se nota que quiere saber de lo que estoy hecho... Empiezo a añadir calor a mis sables hasta que acaban rodeadas por un fuego muy peligroso. Me preparo para atacar, estoy a punto atacar pero...
-¡Alto!
Me giro para ver quién es el que ha parado el inicio de la batalla. Al girarme y ver quien es apago mis espadas y las guardo.
-Kurama, Zuko, no esperaba que viniérais a ver el combate...- saludo.
-No hemos venido a eso Mako, traemos noticias.- explica el master.- La ceremonia se ha adelantado, partiremos hoy a la noche para llegar allá a tiempo.
-De acuerdo, iré a prepararme.
-A media noche en la entrada.-es lo ultimo que dice.
Los dos maestros se acercan a Mike para explicarle todo. Mientras tanto, me giro y le mando una mirada al chico, más le vale estar preparado para lo que le pase...

Camino hacia mi cuarto, todavía queda un tiempo para que llegue la noche, así que podré meditar un poco más y entrenar en mi cuarto.
Al llegar dejo los sables apoyados en la pared y me acerco hasta la lámpara de fuego que hay junto a mi cama, tomo el fuego y lo coloco en un cuenco alto. Allí el fuego se agranda lo suficiente como para poder dividirlo y entrenar con él.
Así que empiezo mi último entrenamiento antes de los combates.

(off: Chicos, después del mensaje de repsuesta de Yael estaré lista, tan solo tendré que poner que se van camino hacia allí y llegan. Para eso adelantaré hasta medianoche y luego hasta el amanecer del día siguiente (lo que dura el vieje). Espero que no os importe...)
avatar
wolf forever
Sigma
Sigma

Mensajes : 39
Fecha de inscripción : 30/07/2012
Edad : 18
Localización : Navarra (España)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Academias Elementales

Mensaje por Mujerloba el Miér Ago 29, 2012 8:43 am

(off: oki Laura, me parece bien^^)

Cuando estamos a punto de empezar nuestro pequeño entrenamiento, una voz autoritaria y grave nos detiene a ambos combatientes al instante. Es la voz de un gran superior, Kurama, por lo que automaticamente el fuego que envolvía mis manos se desvanece dejando como unico rastro el humo. Adopto una posición de respeto mientras hablan con Mako. Mantengo una expresión seria, sin mostrar emociones, aunque ahora siento un poco de rabia, pues me han privado de el que podía ser el combate más entretenido de toda mi vida, el capitán de la élite es un oponente increible para alguién como yo, hubiera sido más que un honor el poder demostrarle mis habilidades en una lucha, pero debo estar conforme y no demostrar mi decepción. Cuando acaban la conversación que mantenían con Mako, se dirigen a mi.

-Mike, el gran evento se adelantará, partireis hoy a la medianoche-informa la voz grave de Zuko.

-Así llegareis a tiempo, será mejor que te prepares joven Michael, y que seas puntual- aconsejo Kurama.

-Si Maestros, aquí estaré-dije respetuoso.

Les despido con la cabeza y con una pequeña reverencia y me dirijo a mi cuarto, donde meto todo lo necesario en una bolsa de viaje. Me sobra tiempo, mucho, por lo que me pongo en posición de loto y empiezo a meditar, a tranquilizar todos los músculos de mi cuerpo, algo que me es bastante complicado, relarme me cuesta bastante y es un verdadero problema, por lo que tengo graves problemas para dormir.
Tras un par de horas de una meditación a la que no le he sacado mucho provecho, empiezo a llevar a cabo una idea que se me ocurrió hace un par de días, pero nunca he tenido ocasión de probarla. Cojo la bolsa de viaje, mi espada, un pequeño bote de aceite y me voy al campo de entrenamiento. Deben de ser las 11:30, por lo que aun me queda una media hora.
Cojo mi espada y la coloco en el suelo, le tengo mucho cariño, pero tengo que probar esto, si lo consigo tendría un poco más de ventaja, y todo beneficio es bien recibido en estos momentos.
Abro el bote de aceite y empiezo a vertir un poco en los filos de la espada con un pincel. Cuando acabo, cierro el bote y lo guardo junto al pincel en una pequeña bolsita que tengo incorporada en el cinturón. Suspiro, espero que funcione. Creo fuego en mi dedo índice (a un milimetro de la punta, como un mechero normal y corriente), el cual empiezo a pasar por las zonas en las que he vertido el aceite. Estas empiezan a arder al instante. Sonrío, problema soluc...

-Oh no! -me lamento al observar como el fuego se desvanece en meros segundos- espada dichosa eres, a veces una ventaja puede ser una desventaja...

Si, mi espada es inmune a cualquier elemento, no arde, no se congela...si, es un gran escudo a veces, pero ultimamente me encuentro con el gran problema de que no puedo incendiarla como lo hacen los demás de la academia...pero bueno. La enfundo y suspiro mientras empiezo a caminar hacia la entrada, el lugar acordado para partir. Ahora mi mayor preocupación es la lava, si, se controlara, pero debo mejorar esa habilidad...
Llego puntual a la entrada, aún no hay nadie, por lo que me apoyo en una pared a la espera de que aparezca mi compañero. Mako...tengo ganas de luchar contra él, al fin y al cabo...es el maestro que más admiro...

Mujerloba
Lobezno
Lobezno

Mensajes : 6
Fecha de inscripción : 17/08/2012
Edad : 19
Localización : Galicia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Academias Elementales

Mensaje por Inu Wolf el Miér Ago 29, 2012 9:38 pm

(OFF: Traguen mega-post a la antigua, señoritas! x'D Esto ya debería conocerse como Fraud-post xD)

La mirada de Dann fue casi amenazante ante el gesto de mi hermana, era evidente que ese tipo era poderoso si había logrado transpasar la fortaleza de la ciudad. Le tomé el hombro para intentar disuadirla y entonces el intento de vago contestó despreocupado y se alejó. Acto seguido, los de élite le siguieron de cerca, excepto Dann y Rin que se quedaron resagados un momento para luego hacernos señas. Miré a mi hermana, ella no iba a despegarse bajo ningún motivo de Nikko, asi que suspiré y fui solo.

Dann: Otro día seguiremos con lo de las espadas, sin embargo, tienes ordenes directas del Gran Maestre de entrenar por el día de hoy, asi que no puedes ir con nosotros a hacer guardia. Ve con Rin a entrenar al gimansio del Lado Oscuro de la Luna.

- Pero…el Gran Maestre me dio ordenes de entrar con Layra…se supone que yo debo enseñarle lo necesario sobre sombras y ella me va a ayudar a practicar con mi espada.

Rin: ella no hará tal cosa, mira.- me dijo señalando con la cabeza, yo volteé y me encontré con mi hermana dándome la espalda, llevándose a Nikko hacia la zona de trabajo de la curandera. Solo pude suspirar.- Andando, yo te haré mover esa arma.

Dann: buena idea. Nos vemos en la noche.- dijo, para luego alegarse montado en su Terak

No pude evitar mirar inquisitivamente sus flechas. Ella era una arquera, no muy útil si querías practicar el combate cuerpo a cuerpo.
De inmediato se dio cuenta de lo que pensaba, pues tomó mi sombra y la hizo tomar filo y apuntarme con ella. Di un salto atrás e intenté sacar mi arma, pero el hocico de un Terak me inmovilizó la mano apenas toqué el mango de mi espada.

Rin: eres demasiado lento…lo tenemos que corregir. Suéltalo pequeña.

La Terak me soltó el brazo y se fue con Rin, pero la sensación de sus dientes se quedó en mi brazo, algo totalmente escalofriante, tanto como si un tiburón lo hiciera.

Pasé el resto de la tarde entrenando con Rin, para cuando llegó la hora de la cena estaba muerto. Fuimos hasta el comedor juntos, constatando que el resto de la élite no daba ninguna señal de que fueran a llegar pronto. Comimos en silencio, lo cual me resultó bastante cómodo, un cambio agradable respecto al grupo de amigos con el que me juntaba siempre y que no paraban de parlotear. Evidentemente no se habían detenido por mi ausencia, pues los escuchaba desde donde estaba, pero no habían querido acercarse por estar con Rin. La verdad me sorprendió, considerando la admiración que algunos de ellos le tienen a la élite, lo lógico hubiera sido que me utilizaran para intentar conversar con ella, pero nada.

A la hora señalada, mi hermana y yo estábamos fuera de la oficina del Gran Maestre, este seguía acompañado de ese curioso sujeto y solo reparó en la hora cuando Dann llegó y al vernos afuera tocó la puerta.
Por la rapidez con que el gran maestre nos despachó, cualquiera diría que entrar a la élite no era más que conseguir un buen puntaje en un entrenamiento, lo cual no resultó grato ni para mi hermana ni para mi, pero eso no era lo que importaba. En fin, a grandes razgos, nos comunicó tres cosas importantes. Nuestros uniformes habían sido confeccionados durante el día y Dann nos los daría al salir, podíamos ir por nuestros Teraks y algunos de la élite nos escoltaría para ello, lo cual me dejó un sabor amargo en la boca; y finalmente, la gran noticia que nos tenía reservada, y que nos tomó por sorpresa tanto a nosotros como a Dann, era que iríamos al gran encuentro de las academias.
Todo fue tan rápido que apenas si nos leyó la carta oficial que normalmente se leía frente a todo el resto de la Academia. Eso era demasiado extraño como para que no me llamara la atención, por lo que cuando salí y tuve que “cerrar la puerta” interpuse la sombra con la misma para que quedara levemente abierta.

Layra: pero que ha- no la dejé terminar de hablar, le cubrí la boca y con un gesto le dije que escuchara.

Dann: ¡llevan recién un día en la élite! ¡Tenemos varios miembros mejor preparados que ellos, no puede ser!

GM: No hay opción. Se acordó que las batallas serían en lo posible entre edades similares. Necesitábamos al menos a dos buenos chicos de esa edad.

Dann: ¿Son nuestra carne de cañón? Un momento… señor ¿Por eso el repentino ascenso?

El Gran Maestre guardó silencio y yo hice una mueca, la verdad, me lo temía desde que comenzó esa reunión.

GM: No hay tiempo para esto, ve a que esos chicos recuperen sus Teraks, y procura que no les pase nada

Dann: Con todo respeto señor, esa es la prueba mínima que debe pasar un miembro de la academia para pasar a formar parte de la élite, deben encontrarlos si ayuda.

GM: Si, tal vez en circunstancias normales, pero este no es el caso, los necesitamos y no hay tiempo.

Mi hermana se había apegado tanto a mi para escuchar que estaba a punto de tirarme, por lo que tuve que empujarla para apartarme de la puerta cuando sentí los pasos hacia la puerta.
Dann nos quedó mirando, disimulando perfectamente sus pensamientos, nos sonrió y nos hizo un gesto para que lo siguiéramos.

Luego de entregarnos nuestros nuevos uniformes de cuervo, él y Rin nos llevaron hasta el Valle de la Luna. Es un lugar al que solo se puede llegar viajando por las sombras, lo cual resulta muy útil para los Teraks, así ningún intruso se mete en su territorio…excepto nosotros.
El Terak de Dann, Aron, y también el de Rin, parecían tensos, supongo que tanto como lo estaban sus dueños. Los Teraks se habían acostumbrado tanto a no ver humanos en su territorio que se alteraban muy fácilmente, por lo que tendríamos que guardar sumo cuidado para no acabar siendo la cena de un par hambriento.
Nos dividimos, pues lo mejor era no llamar la atención con grupos muy grandes, aunque supongo que para los Teraks, una persona ya era un grupo muy grande… pero en fin, cada uno siguió su camino. Cuando logré dar con uno, me acerqué lo menos amenazante posible que pude, pero tras echar un vistazo rápido supe que no era el mio.
Snoff, mi Terak, tenía un collar que le había regalado cuando era un niño, y contaba con que aún lo trajera.
>> Vamos amigo, vine por ti…>> Intenté llamarlo con el pensamiento, intentando revivir ese vínculo que había entre cada Terak con su persona, pero evidentemente no resultaba. Estaba por rendirme cuando sentí un rugido tras de mi, me volteé con las esperanza de ver a Snoff, pero en lugar de eso había un Terak en el tamaño más grande que podían asumir, gruñéndome enfadadísimo. Tuve que echar a correr en zigzag por los árboles, a sabiendas que sus alas entorpecerían su camino, y entonces lo vi aparecer. Fue tan repentino que no pude haberlo previsto de ninguna forma, él no apareció para salvarme de esa cosa, solo iba volando en su forma mínima cuando choqué con él.
- ¡Snoff!.- este me quedó mirando, como si no me reconociera, para luego lanzárseme a los brazos. Acto seguido, cambió de tamaño y con feroz gruñido hacia mi perseguidor, logró espantarlo.- Viejo…mírate, estás enorme.- Me lancé a abrazarlo.- Salgamos de aquí, volveras a casa.

Notada su desconcierto en las miradas que me dedicaba, pero aún así me guió a base de olfato de vuelta a mi punto inicial, donde Dann me dio la orden de regresar. Me alivió tener a Snoff en ese momento, pues un viaje por las sombras era algo pesado si no tenías el apoyo de tu Terak.

( OFF: alex, te doy espacio para que cuentes todo esto owo pero estoy tratando de avanzar lo más posible ahora que estoy inspirada)

Al llegar a la Academia, Snoff comenzó a curosiar. Faltaba poco para el toque de queda, pero aún así tenía que esperar a mi hermana asi que lo dejé estar. No creí que se alejara demasiado, eso hasta que lo vi desaparecer rio arriba, para cuando logré dar con él, ya se había metido en problemas, sobrevolaba la cabeza del oso que había llegado con los extraños de ese día.

*~*~*~*~*~*~*~**~*~*~*~*~*~*~**~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*


avatar
Inu Wolf
Alfa
Alfa

Mensajes : 341
Fecha de inscripción : 06/05/2012

Ver perfil de usuario http://elbosque.mejorforo.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Academias Elementales

Mensaje por Youata Garou el Miér Ago 29, 2012 9:53 pm

El Oso estaba molesto, podía notarlo en cada pelo que se le levantaba en el lomo y que sentía como propio. Ese terak volaba sobre nuestras cabezas haciendo círculos, recordando la forma que tienen las aves de carroña de volar. Primero me reí, pensando que pronto se iría, y luego cuando yo también me harté le di un par de gritos, esperando alejarlo. Eso solo lo habia motivado más y ahora volaba tan bajo que si el Oso diera un salto podría sujetarle una pata y arrastrarlo a tierra, pero el Oso no parecía de humor para juegos. El terak de pronto miró rio abajo y siguiendo su mirada vi un chico como de mi edad que se acercaba con gesto de preocupación.
El Oso gruñó y se imaginó corriendo hacia el chico levantando las zarpas, solo para asustar al terak. Negué con la cabeza y pareció frustrado, descargándose arrancando un pequeño arbusto del suelo.

*~*~*~*~*~*~*~**~*~*~*~*~*~*~**~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*
avatar
Youata Garou
Beta
Beta

Mensajes : 164
Fecha de inscripción : 08/05/2012
Localización : Siguiendo la luna y su vuelta invisible

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Academias Elementales

Mensaje por Piki el Jue Ago 30, 2012 3:05 pm

Me pasé los días restantes con una rutina más o menos igual, dentro de todo. Me levantaba con la primer luz del alba y salía a correr por los bosques completamente descalza, para fundirme con el entorno.
Practiqué en secreto todo lo que sabía de vapor y perfeccioné el manejo del hielo.
Procuré poner en sensaciones lo que percibía al manejar uno y otro estado, y concebí al agua líquida como un puente. Después de eso, me resultó más fácil, pero seguía sintiéndome demasiado lejos de un equipo de élite.

Con los otros practicamos la entrada, la presentación frente a montones de jueces y miembros de otras Academias y Subacademias. Eso era de lo que más nerviosa me ponía, porque muchísimos ojos iban a estar juzgando cada movimiento de muñeca, cada expresión facial.
La consigna era movernos con fluidez como el agua, interpretar en cada mirada el estado en que estaba en el momento, desde la dureza del hielo hasta el misterio de la niebla.

Con Angus no pasamos mucho tiempo, tengo que reconocer que me aislé para practicar en soledad y pasar tiempo con Brosnoff. El día anterior a partir volví a verlo, y se sorprendió porque, con una hoja afilada, me había cortado más el cabello.
Ahora lo tenía casi como él, a diferencia de una zona un poco más larga en la parte superior.
Nos encontramos justamente en la Sala de los Cristales, un lugar muy especial y asimismo poco visitado, reservado para cosas importantes. Nos dieron unas cuantas instrucciones sobre quiénes viajarían con nosotros (los tutores y los cinco Superiores); las cosas que podíamos llevar, entre ellas todas las armas que usábamos, dos mudas de ropa y cosas de ese estilo, entre los pertrechos personales; nuestro animal personal; y otras cuestiones de esa índole.

Para el final dejaron pasar a unos cuantos que parecían sirvientes o algo así a la habitación. Éramos nueve en la élite, y nueve fueron los que se adelantaron y se hincaron sobre una rodilla ante un altar de hielo frente a cada uno de nosotros. Dejaron un paquete envuelto prolijamente en una tela tan fina que yo nunca había visto o creído posible. Nos animaron a abrirlo, y con cuidado desprendí el ganchito de hielo.
Dentro, un conjunto perfecto a la medida de ropas.
Nos quedamos como mudos con el uniforme, al menos Angus y yo, uno al lado del otro, sin siquiera mirarnos. Los otros de la élite, al parecer acostumbrados por sus altos rangos a la opulencia, los levantaron y miraron con detenimiento cada detalle, mientras yo mantenía una mano flotando sobre una capa por miedo a romperla.
Cuando al final pude tragar saliva y alzar las cosas, descubrí de qué estaba compuesto el uniforme.

Era un par de botas acordonadas de cuero oscuro y suela muy blanda, ideales para correr y trepar, al parecer. También habían varios arneses para poner en diferentes lugares, identifiqué algunos para la cintura y para cruzarse sobre el pecho, el del carcaj y el del arco, pero otros montones de cintas de cuero y hebillas me desconcertaban. Pasé a mirar los protectores. Una pechera de cuero duro revestida en metal que debía cubrirme el pecho hasta el ombligo, para atar por detrás de la espalda. Tenía rodilleras de cuero y un par de guantes también, además de uno que me rodeaba el dedo medio de la mano y se unía a otro brazalete que debía de ir en la muñeca. Un par de protectores para los brazos, acordonados.
Una de las cosas me causó un poco de vergüenza: un cinturón ancho con tiras de cuero que conectaban a otros dos brazaletes, para las piernas, y adheridas a la parte delantera y trasera, sendos trozos de tela azul intenso un poco brillante, pesada y con bordados plateados. Ajá, iba a llevar un taparrabo. Al menos se veía cómodo.
Tenía otro sobretodo no muy largo de piel blanca y suave. Me apenó que hubiesen matado a algún animal para mi tapado, pero ya estaba hecho. El pelaje estaba veteado de azul de una forma muy sutil.
La capa me cautivó. Era entre celeste y blanca, también por franjas o por flujos de color, y por lo que pude ver, en vez de atarse al cuello se la enroscaban a él y la ataban en las cintas de la espalda.

Observé a los demás, que ya se estaban vistiendo sobre su ropa más superficial, una sosas camisetas blancas, y los imité, aunque yo tampoco llevaba mucho encima.

Pronto, era una más de la élite, y parecía haber ascendido mil quinientos rangos en diez minutos. Angus tenía hombreras más grandes que las mías y se veía adulto. Algo me cosquilleó el estómago.

- Campeones, mañana antes del alba hemos de reunirnos en el portal. Junten sus cosas, lleven otra ropa puesta para no arruinar esta, que es especial, y preséntense a horario con sus hipogrifos.


Esa noche, después de toda la ropa, cuando me fui a dormir, me quedé tiesa, un poco asustada. De pronto tenía uniforme y me habían dicho "campeona", todos me miraban raro al atravesar el pueblo con la bolsa de ropajes, y dejaría mi casa, sin saber si volvería.

Piki
Omicron
Omicron

Mensajes : 50
Fecha de inscripción : 08/05/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Academias Elementales

Mensaje por wolf forever el Vie Ago 31, 2012 7:57 am

Al caer la noche, recogí mis cosas, entre ellas un saco con remiendos de la academia y una imagen de mi familia. Después cogí mis sables, apagué la luz y caminé hacia el portón principal. Al llegar no había nadie, aun faltaba un tiempo para la hora de partida. Subí al tejado y me camuflé entre las sombras, poco más tarde, a falta de diez minutos para la partida, Mike llegó a la entrada. Seguí oculto entre las sombras, esperando su reacción, si sabía que estaba oculto o no lo había notado.
Mientras esperaba algún movimiento por su parte, desde el tejado pude ver como el resto de los participantes de la Academia de Fuego comenzaban a apagar sus luces para partir. Incluso se podían ver algunos Kings llegar desde la montaña donde se alojaban.
Kings... Leones gigantes y fuertes, un compañero que no se suele conseguir a mi edad y que sin embargo, mi maestro me ha dicho que a la vuelta lograré uno. De todas formas, pocas personas de la academia tienen un King, tan solo los maestros y algunos alumnos mayores, entre ellos mis "compañeros" de la Élite.
avatar
wolf forever
Sigma
Sigma

Mensajes : 39
Fecha de inscripción : 30/07/2012
Edad : 18
Localización : Navarra (España)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Academias Elementales

Mensaje por Inu Wolf el Vie Ago 31, 2012 6:28 pm

Fruncí el ceño y lo llamé, este pareció reaccionar al ver mi mirada, pues detuvo su vuelo para mirarme, comenzó a avanzar lentamente hasta que de pronto sintió unas fauces cerrarse muy cerca suyo, volteó justo a tiempo para ver a un Terak en su tamaño grande gruñirle. Snoff echó a volar hacia mi mientras era perseguido por su par, en tanto yo intentaba identificarlo y ponía la mano en la empuñadura de mi espada, pero el Terak, una vez escoltó a Snoff hasta mi, dio un giro de 180 grados y se devolvió hasta las sombras. Justo donde aterrizó, pude identificar brillos de metal, y en efecto, entre los árboles, dándole su espacio al chico, estaban los de élite.
Snoff cambió de tamaño y se transformó tras de mi, dando gruñidos que no podían dar más que risa hacia donde se había ido el otro Terak

- ¿Qué clase de comportamiento es ese?.- Lo acaricié y él cedió poco a poco, hasta quedar ronroneando un poco. Me miró, interrogándome con la mirada.- Ahora soy de élite, por eso podemos estar juntos.- Snoff pareció alegrarse, agitó un poco las alas, justo antes de mirar hacia donde estaba el chico y el oso

Lo cierto era que el tipo me producía curiosidad, había escuchado muchos rumores acerca de lo que era, pero no se necesita ser un genio como para darse cuenta que los rumores de una Academia son solo eso, rumores. Me acerqué lentamente y saludé con la mano, de inmediato noté el movimiento inquieto de mis compañeros entre las sombras, lo que solo lograba darme aún más curiosidad. ¿Quién era ese sujeto y por qué al Gran Maestre le interesaba tanto como para dejarlo todo de lado?

*~*~*~*~*~*~*~**~*~*~*~*~*~*~**~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*


avatar
Inu Wolf
Alfa
Alfa

Mensajes : 341
Fecha de inscripción : 06/05/2012

Ver perfil de usuario http://elbosque.mejorforo.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Academias Elementales

Mensaje por Piki el Vie Ago 31, 2012 9:04 pm

Cuando me desperté era de noche todavía, y tenía la sensación de que habían pasado cinco minutos desde que había cerrado los ojos. Con todo el cansancio, como si tuviera un árbol encima, alisté todo lo que en realidad ya tenía armado en mi enorme bulto atado de cosas.

Me puse una ropa más usada y bien abrigada para soportar las corrientes frías de aire del viaje, y preparé en sus fundas y cintos todas las armas que sabía manejar, más un gran carcaj de flechas, otro más pequeño y dos arcos.

Dejé que Brosnoff cargara con las alforjas ajustadas de mis armas y mis pertrechos, murmurando disculpas mientras lo preparaba, pues me parecía someterlo, y se veía incómodo. Yo sólo llevé por mi propia cuenta mi palo de lluvia, el carcaj pequeño y el arco más tosco, para no arruinar mi otro arco, el infalible, el labrado, el querido.

Todos se voltearon bebiendo, los otros miembros de la élite los siguieron y anunciaron a viva voz, parados sobre las mesas, que traerían orgullo, poder, reconocimiento. Yo sólo callaba, sentada en un taburete, el tiempo antes de la partida. Pensaba, tenía un poco de miedo, estaba determinada, pero por sobre todo, sabía lo incierto de mi destino.

Lo acepté como si me saludara con algún viejo amigo. No tenía círculos muy cercanos, y después de todo, si moría lo haría en paz con el agua, unida a ella, cerca de Brosnoff, cerca de Angus. Acepté saludar a mi familia antes de partir para no hacérselos más doloroso, pero renegué.

Al fin, cuando el sol despuntaba apenas, docena y media de hipogrifos patearon el suelo entre vítores terrestres y nos perdimos entre las nubes.

(Off: ESTOY LISTA)

Piki
Omicron
Omicron

Mensajes : 50
Fecha de inscripción : 08/05/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Academias Elementales

Mensaje por Youata Garou el Sáb Sep 01, 2012 1:31 pm

El chico del terak se acercó y me hizo una seña, o al menos eso me pareció. Imité su gesto y le hice un movimiento de cabeza a modo de saludo. Su terak me miraba suspicaz y el Oso no parecía más feliz con su presencia, se puso a mi espalda y se tumbó gruñendo.
Cuando estuvo suficientemente cerca le hablé:

- Tu terak parece ansioso.

*~*~*~*~*~*~*~**~*~*~*~*~*~*~**~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*
avatar
Youata Garou
Beta
Beta

Mensajes : 164
Fecha de inscripción : 08/05/2012
Localización : Siguiendo la luna y su vuelta invisible

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Academias Elementales

Mensaje por Inu Wolf el Sáb Sep 01, 2012 1:58 pm

Al verse aludido Snoff bufó, volando a mi alrededor. Hice una mueca, no me gustaba no saber en que pensaba, pero de él solo me llegaban señales confusas.

- Hace mucho que no venía aquí, es todo.- Snoff aterrizó en mi cabeza, mirando con curiosidad al chico.

Estaba por decir algo más cuando escuché ruido atras y me volteé. Snoff emitió algo parecido a un ronroneo y al instante vimos aparecer a mi hermana, su Terak, Dann y Rin.

Dan:Es hora de que cumplan como miembros de la elite que son, harán guardia con nosotros. Noah, enciende una fogata. Rin, comprueba los puestos de todo. Layra, ve con el Gran Maestre e infórmale de todo.

Dan daba ordenes sin mirar a nadie en especifico, solo acercándose hasta que estuvo junto a nosotros, entonces me quedó claro que su mirada iba para aquel chico, y no era para nada amable. Me pregunté que era lo que él sabía que yo no que lo hacía ponerse así. No me gustaba estar falto de información, pero eso no se quedaría así mucho tiempo. Me despedí con un gesto del chico y fui a buscar madera a la bodega que teníamos.

Dan: Puedes acompañarnos al fuego si te place.

Me había alejado un poco cuando caí en la cuenta de que era tonto ir a buscar madera a la bodega siendo que la leña estaba desperdigada por doquier en el bosque, asi que me adentré en él y concentrándome, levanté los leños con las sombras de los árboles y las lancé fuera del bosque. En cuestión de minuto ya estaba preparando la pila para el fuego.

*~*~*~*~*~*~*~**~*~*~*~*~*~*~**~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*


avatar
Inu Wolf
Alfa
Alfa

Mensajes : 341
Fecha de inscripción : 06/05/2012

Ver perfil de usuario http://elbosque.mejorforo.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Academias Elementales

Mensaje por Youata Garou el Sáb Sep 01, 2012 2:25 pm

La presencia de los tipos que habian llegado era defensiva, excepto la de la chica que antes me había gritado, ella era completamente hostil. Cuando el que parecía el lider me invitó a sentarme junto al fuego acepté con un leve movimiento de cabeza. El Oso se puso de pie y se echó a mi lado cuando llegamos junto a la pira que estaba armando el primer chico, que a ratos me echaba miradas curiosas y parecía concentrado en un debate interno. A su lado el "lider" parecía alerta a cada uno de mis movimientos, haciendome sentir un poco incómodo. Pero luego al ver como me vigilaba hasta con el rabillo del ojo, tratando de que no se notara no pude evitar sonreír. Parecía una gacela espiando a un depredador, lista para saltar ante el menor movimiento. El Oso pareció ver lo que pensaba y bufó bajito, como riendo.

*~*~*~*~*~*~*~**~*~*~*~*~*~*~**~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*
avatar
Youata Garou
Beta
Beta

Mensajes : 164
Fecha de inscripción : 08/05/2012
Localización : Siguiendo la luna y su vuelta invisible

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Academias Elementales

Mensaje por Inu Wolf el Sáb Sep 01, 2012 2:48 pm

El Terak de Dan se mantenía en su tamaño normal, el de una pantera, y no le quitaba los ojos de encima al tipo. Por otra parte, Dan no hacía algo muy diferente, por mucho que intentara disimularlo.

- ¿Cómo te llamas?.- aventuré, en un intento de distender un poco el ambiente. Claramente no era lo mio, todos seguían igual de alertas, se notó cuando llegó mi hermana y los Teraks de todos parecía que se le iban a ir encima.

Layra: El Gran Maestre dice que nos preparemos, partimos al amanecer.- Mi hermana se sentó a mi lado desde donde yo vigilaba la fogata, y entonces soltó lo que había tenido atravesado en la garganta desde que ese tipo piso el lugar.- ¿Qué clase de fenómeno eres tu?

Negué con la cabeza, esa forma de ser tan directa no siempre resultaba adecuada, en este caso por ejemplo, no lo era.

*~*~*~*~*~*~*~**~*~*~*~*~*~*~**~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*


avatar
Inu Wolf
Alfa
Alfa

Mensajes : 341
Fecha de inscripción : 06/05/2012

Ver perfil de usuario http://elbosque.mejorforo.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Academias Elementales

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.